Buscar

Mayo 2021

Mayo es un mes maravilloso, sobre todo en Andalucía, con sus ferias, sus cruces, su solecito y sus tapas, pero espera, ¿a quién le importa? Hablemos de lo importante: MADRID. Y es que aunque Madrid no es España, el 90% del tiempo lo parece.

Menuda exageración todo, los sobres con balas y navajas ensangrentadas que llegan sin ningún tipo de problema y pasando todos los controles pertinentes, a manos de representantes políticos y mandos importantes de las fuerzas de seguridad del Estado; Rocío Monasterio jactándose públicamente de las amenazas de muerte a Pablo Iglesias provocando el abandono de éste de un debate con los demás candidatos; Vox en su línea siguiendo las tácticas habituales de todo movimiento fascista, promoviendo el odio y mostrando su racismo rancio sin ningún tipo de pudor, así en grandes vallas publicitarias.

De verdad, ¡qué exageración! Con lo bien que se vive en Madrid: cumbre de la libertad por antonomasia. ¿Qué más da si les dan a los niños vulnerables en los comedores de los colegios públicos hamburguesas y pizzas? Eso es parte de vivir a la madrileña. Un estilo propio. 

El sobrecoste del Zendal, el maltrato sistemático al personal sanitario, el abandono institucional a las residencias, todo esto es algo totalmente insignificante, porque cariños, en Madrid, pase lo que pase, después de un día de trabajo sufriendo se puede ir a una terraza con los amigos a tomar una cerveza.

Y es que de verdad, ¿quién no ha soñado con dejar a su ex pareja y no volver a verla en su vida? Maravilla inaudita que por supuesto solo pasa en MADRID.

Si, lleváis razón, se nos ha contagiado el amor sobrehumano y platónico por la capital, pero ¿cómo no hacerlo? La venden tan bien.

Bromas aparte, nos preocupa la situación de Madrid, porque aunque nos pique es un reflejo de España. Una España que se está tragando que la actitud chulesca de algunos/as políticos/as es un síntoma de verdadera sinceridad y autenticidad. Que las faltas de respeto y la mala educación son la mejor forma de mostrar coraje y valentía. El fenómeno Trump lo llaman. Se está comprando y normalizando un discurso abiertamente fascista, porque lo totalitario es lo que se lleva ahora. Y así, tan guay, las que no queremos dar publicidad a sus provocaciones estamos blanqueando su amoralidad y las que los apoyan al final están haciendo lo mismo.

Por otra parte, aunque la capital es importante quizás este bombardeo constante nos hace desviar el foco de lo verdaderamente importante: En menos de cinco meses en Valencia, tres mujeres han sido estranguladas y sus cadáveres han aparecido en acequias, hay otras dos mujeres desaparecidas. Dos niñas, de uno y seis años, han sido secuestradas por su padre en Tenerife. Ha pasado ya una semana. En Colombia, el pueblo se ha manifestado en contra de una nueva reforma tributaria y las cargas policiales han sido tales que hay en torno a 21 personas fallecidas y más de 900 han resultado heridas. La asociación de vecinos Fleming, de Coslada, ha sufrido de nuevo una agresión por parte de grupos de ultraderecha, y aunque ya llevan unos seis episodios a pesar de denunciar, nunca pasa nada.

Mientras mantenemos la atención en el espectáculo de marionetas que nos regalan políticos y medios de comunicación, la rueda sigue girando. Todo movimiento, para ser llevado a cabo, necesita energía que transformar, en este caso: nuestro trabajo, nuestros recursos, nuestras vidas y nuestro futuro. Es urgente recuperar el foco y no quedarnos en la superficie, ya que pronto, no habrá vuelta atrás.

ANYTA BELLE
Enfermera
SI VIS PACEM. PARABELLUM

Amar con todo, reír por nada y luchar sin miedo. La indiferencia ante lo injusto es el mayor acto de cobardía.

Secciones

Temas

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad