Fría desnuda sola

04/11/2021
Ilustración: Revoleo

En la madrugada del 1 de noviembre fue hallado el cuerpo de una menor, sin ropa e inconsciente, en un descampado del municipio barcelonés de Igualada. La joven permanece aún ingresada en el hospital en estado grave, debido a la brutalidad de las lesiones sufridas.

Según datos avanzados por Ràdio Associació de Catalunya 1 (RAC1) las agresiones sexuales en la Comunidad Autónoma de Cataluña han aumentado un 50% en los últimos diez años. Una media de siete delitos sexuales al día en la región.

Tal y como hemos tratado otras veces, el sexo masculino parece creerse con el derecho de disponer del cuerpo de una mujer (en este caso, el de una niña) de la manera que le parezca, y no podemos evitar ver una relación directa con el consumo de la pornografía y la prostitución. Respecto a esta última práctica, la de la prostitución, debemos recalcar el hecho de que, precisamente los partidos que gobiernan en la comunidad de Cataluña  (ERC, Junts y la CUP) pretenden erradicar del articulado de la Ley solo sí es sí, las discretísimas prohibiciones que se hacen a la prostitución.

Esta Ley que ya de por sí era insuficiente y ambigua, pasará a ser en Cataluña una Ley totalmente líquida y subjetiva, dotando al magistrado de turno (ya sabemos, troquelados y retorcidos por la tradición patriarcal) de una capacidad de interpretación excesiva sobre el consentimiento de las mujeres a la hora de mantener una relación sexual.

Esto, sumado a la cesión de espacios públicos de la ciudad de Barcelona para el rodaje de porno, que Ada Colau permitió, nos hace pensar: ¿Intentan los poderes públicos realmente acabar con la comisión de agresiones y abusos sexuales? ¿No se dan cuenta de que están normalizando la violencia sexual mediante Leyes y actos administrativos? ¿O directamente son unos malvados y les da igual? Sinceramente no sabemos cuál de las opciones es peor.

Siendo muy generosos, vamos a pasar de puntillas sobre la reacción de diferentes miembros del Gobierno, simplemente mencionando el frívolo tweet de Irene Montero, nuestra flamante ministra de «igualdá», sobre la violación de la joven, o el silencio atípico de Echenique, que aprovecha cualquier situación para vomitar comentarios machistas. Sin embargo, no debemos dejar pasar la cuestión de por qué no se ha convocado ya una comisión urgente para tratar el incremento de agresiones sexuales a las mujeres y su brutalidad; por qué no se ha convocado ya, desde el Gobierno, una manifestación oficial para expresar una postura institucional de rechazo ante este crimen, como muy bien se hizo anteriormente apoyando a víctimas pertenecientes a otros grupos sociales. Esperamos que todo esto pase pronto, aunque como de costumbre, en las cuestiones que no les interesan, llegarán tarde y mal, si es que llegan… 

Todo esto ya hubiera estado en marcha si este desgraciado suceso fuese susceptible de comercializar por algún lobby, esta es la verdadera ideología de nuestro gobierno actual: solo son relevantes aquellos casos que son importantes para las grandes empresas, y para ellas lo único que importa es enriquecerse. Una ideología liberal e identitaria, que no busca el bienestar de la sociedad.

Seguiremos esperando medidas efectivas para la protección de la sociedad, en este caso la integridad física, moral y la libertad sexual de las mujeres, pero mientras esperamos parece imposible no sentirse fría, desnuda y sola.