Telepatía

Soledad vivía en una calle estrecha, de esas peatonales, en las que ni siquiera puedes parar el coche un minuto para subir la compra. Su plato estrella era la sopa de marisco, aclamado por todo el vecindario. Se le daba bien el punto de cruz, pero sin lugar a dudas su talento más especial era la capacidad de leer el pensamiento.

Digamos que Soledad no nació con el poder de la telepatía, es algo que desarrolló a lo largo de los últimos años.

Porque 15 años conviviendo con un psicópata dan para mucho, y por fin era capaz de saber exactamente cuando su marido pensaba que ella era una inútil y que merecía un golpe.

Soledad no solo hacía uso de este superpoder en el ámbito doméstico, también una vez le sirvió en comisaría, después de una paliza que no dejó muchas heridas visibles, salió dispuesta a poner fin a ese calvario, pero al llegar a la puerta escuchó en su mente la voz del policía: “esta mujer tan bien vestida, aparentemente inteligente, sin sangre en la cara, posiblemente quiera sacar tajada y arruinarle la vida a ese pobre hombre”.  Con las mismas se dio la vuelta y con el rabo entre las piernas, volvió a casa, una vez más.

Alguna que otra vez ha usado la telepatía también en el hospital, el personal sanitario la mira con desconfianza y sabe que piensan que debería haberlo dejado ya, que al final lo que le está pasando también es culpa suya.

Aquella noche, cuando oye el manojo de llaves caer al suelo y posteriormente huele el perfume a ginebra, Soledad solo quiere dejar de escuchar los pensamientos de otros en su cabeza y haciendo caso únicamente a los suyos, coge un cuchillo y acaba de una vez por todas con el martirio de media vida.

 Y por fin puede hacer honor a su nombre. En su vida, y en su mente.

ANYTA BELLE
Enfermera
SI VIS PACEM. PARABELLUM

Amar con todo, reír por nada y luchar sin miedo. La indiferencia ante lo injusto es el mayor acto de cobardía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Jose Maria Pedrosa Muñoz.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a WordPress que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.