Entrevista Ana Elena Pena


18/11/2021
Secciones: Entrevista
Temas: Cultura, Política, Sociedad
Autoría: Anyta Belle
Edición: Isa Nestares
Ilustración: Revoleo

Este mes contamos con una mujer polifacética: Ana Elena Pena; poeta, joyera artesanal, cantante, cabaretera y tuneadora de barbies. 

Lo primero Ana, darte las gracias por concedernos esta entrevista, el equipo de Revoleo te sigue desde hace mucho.

1. De todas las cosas que haces, ¿Cuál fue la primera que surgió? ¿Sientes predilección por alguna de ellas?

Creo que lo primero de todo fue dibujar y pintar, aunque es algo que a día de hoy no practico, me aburre. Según el momento prefiero hacer una cosa u otra, pero prefiero las actividades manuales que impliquen jugar con las combinaciones de colores. 

Collage, miniaturas, joyas de fantasía…

2. Parafraseando el título de uno de tus libros (Vamos a follar hasta que nos enamoremos) ¿amor y sexo van siempre de la mano? 

A veces sí y a veces no. Tampoco somos máquinas, yo no me imagino teniendo sexo con alguien y no cogerle cariño con el tiempo, porque soy muy amorosa, pero también me pasa que a veces las relaciones llegan a un punto en que solo hay amor y cariño y el sexo se queda fuera. 

3. Uno de tus poemas dice “…parece que no buscáramos amor, ni siquiera humanos, sino tan solo madrigueras de piel y huesos para no morir de frío”. ¿Estamos ante la era de la deshumanización sexual?

Es posible, la gente se ha vuelto loca con las citas a ciegas y con el Tinder. A mí no me parece una manera efectiva de ligar. Creo que la atracción sexual tiene más que ver con la química inmediata. Conoces a alguien en persona, lo hueles, escuchas su voz, notas su energía, y en base a eso te atrae o no. Pero en una foto y una descripción… ahí no veo chicha… Hay gente que no me dice nada en foto y sin embargo su presencia me atrae, o al revés, gente que me ha atraído en foto y luego en persona ni fú ni fá. Yo soy muy tradicional en esas cosas, a la gente hay que conocerla en los bares, en la calle… La fruta hay que comprarla en el mercado para que no te engañen. 

4. En un presente en el que se nos bombardea con la estética, en especial a las mujeres, ¿Cuál es el antídoto real contra la belleza? 

El antídoto es salir de las redes y ver cómo funciona el mundo real, pero entiendo que, con o sin redes, el ser humano tienda a la idealización, a la perfección, en todos los ámbitos (¿hola, romanticismo?) Tú te crees que porque te sobren cinco kilos no le vas a gustar a un tío, y la realidad es que a ellos les da igual si te sobran diez o veinte, si tienes la nariz un poco más grande, las piernas un poco torcidas o pelos aquí o allá… Se te van a tirar encima como tigres igualmente. Otra cosa es que la persona en cuestión sea un adefesio y no atienda a su higiene y cosas así, pero aun en ese caso, siempre hay un roto para un descosido. He visto cada cosa…

Yo soy una esteta, me gusta cuidar mi aspecto, llevar ropa bonita, maquillarme (algo sencillo, no como una puerta) y también me gusta verlo en los demás, me agrada. Lo que me causa rechazo es la obsesión con estar o ser perfecta/o, el exceso, la ostentación. No soy perfecta ni lo necesito, me acepto como soy y hago lo que está en mi mano para sentirme agusto en mi cuerpo pero sin perder la cabeza. Así tendría que ser para todos.

5. Si no me equivoco Sangre en las rodillas, El tren de la bruja y La loca de los gatos son tres libros autoeditados, ¿por qué crees que para los poetas se convierte en un verdadero reto ser lanzados por las editoriales? ¿Es la poesía lo que “menos vende”?

Siempre se ha dicho que la poesía es lo que menos vende, es verdad así en general, pero últimamente ha habido un boom y la gente se ha vuelto loca con la poesía, seguramente porque ha cambiado: es más canalla, más urbana, más personal, más cruda… En fin, creo que cada uno puede encontrar un estilo de poesía con el que identificarse. También es cierto que sigue habiendo muchas moñadas que atraen a un público adolescente y con poco recorrido vital, y esa es la poesía que más se vende ahora, en realidad. No seré yo quien lo critique, que con quince años también tenía la carpeta llena de ripios cursis e infames que leíamos en las revistas tipo Super-pop y que reflejaban toda la intensidad y la ñoñería de la pubertad. 

6. La facilidad de compartir contenido literario en redes, ¿es una ventaja o un inconveniente para las poetas?

Es una ventaja en cuanto que llegas a mucha más gente que con un libro. Es una desventaja en cuanto a que hay mucho listillo/a que te lo copia y lo pone como suyo. 

7. En todo lo que haces, joyas, música y poesía, se aprecia un toque cruento casi gore, ¿Cómo definirías tu creación y cuánto de autobiográfico hay en ella?

No soy gore, es cierto que me apasiona el cine de terror y la criminología, y he jugado mucho con todo el rollo  de Eros y Tánatos, pero he cambiado, no me interesa tanto. Todos tenemos etapas un poco oscuras en la vida, no hay más. La obra de cualquier artista siempre tiene algo de autobiográfico, es un reflejo de su estado mental, o de sus intereses y luchas. Yo peleé muchos años con la bulimia, pasando fases de anorexia, y con un trastorno de ansiedad que ya he superado. Evidentemente no puedo hacer las mismas cosas que hacía hace veintes años. Soy otra persona. Soy mejor persona 🙂  

8. Siguiendo la pregunta anterior, vemos en tus poemas una realidad hiriente en algunos casos, alejada de la idealización romántica de otros artistas ¿es esto lo que te hace diferente? 

La realidad es hiriente, el amor es hiriente, todo deja mancha… La cuestión es, ¿nos vamos a tirar a un pozo por ello? ¿No vamos a seguir peleando? Soy realista y quizá a veces un poco cruda, te llevo de la mano por senderos oscuritos pero siempre muestro un rayito de esperanza y te digo «¿ves? Esto es así y no pasa nada». Disfruto el día a día y todos los malos tragos que he pasado los considero lecciones de vida. Nada más. 

9. ¿Qué le sirve a Ana Elena Pena de inspiración? 

Todo lo que veo, lo que leo, lo que me cuentan, lo que me imagino…

10. Sabemos que tienes una hija preciosa, estamos viviendo la cuarta ola del feminismo, y uno de los temas que se está revolucionando es la maternidad, ¿Cómo es tu relación con esta? 

Que cada una materne como quiera, faltaría más, mientras no seas una hija de puta y estés criando a una posible alimaña cruel y manipuladora o a un futuro psicópata que luego quiera matarme a mí o a mi hija. Yo elegí la crianza con apego y confieso que ha sido muy absorbente y sacrificada. Durmiendo poco, dando pecho a demanda, en la calle, en el bus, y hasta enfrente de los cocodrilos en la Ciudad de las Ciencias. Duermo todavía con ella y sigo dándole pecho con tres años, pero ya ha pasado lo más duro. Ahora es una personita parlante, puedo dejarla a cargo de quien sea y siento que estoy recuperando mi vida, mi independencia. 

11. Hablando de feminismo, en tus creaciones apreciamos mucho el poder femenino, con la consiguiente muestra de sentimientos, a veces buenos y a veces no tanto, ¿es hora de que los hombres empiecen a mostrar sus sentimientos sin miedo? 

No me gustan muchas cosas que leo en redes, y siento rechazo por algunos discursos supuestamente feministas que promueven el enfrentamiento entre los sexos. El feminismo es una causa noble, no la ensuciemos. Queremos que muestren sus sentimientos pero cuando lo hacen nos reímos de ellos (male tears) ¿Qué queremos entonces, coño? Yo quiero entendimiento, sentido común y respeto, y hay otras cosas que me sobran. Me gustan los hombres sensibles, claro, pero no blandengues, fofos, ñoños. Pienso que un hombre tiene que ser noble y sencillo, y ser también mi roca. Ser más racional que yo, entender que a veces puedo volverme voluble e hipersensible porque a veces soy algo así como una criatura fantástica y me desborda mi propio mundo. Alguien parecido a mí pero que me complemente. Lo que quieren las demás, no lo sé, pero creo que muchas pensarán lo mismo. Todos buscamos que nos quieran, que nos acepten con nuestras luces y nuestras sombras, que nos escuchen, que nos respeten y que no nos toquen los ovarios o los cojones, según el caso. 

12. En el ámbito de la literatura se sigue leyendo menos a las mujeres, ¿Cómo crees que podemos cambiar esto? Algunas personas apuestan por el separatismo, es decir consumir contenido exclusivamente hecho por mujeres, ¿Qué opinión te merece esta táctica?

No pienso eso. Se lee a las mujeres más que nunca. Y hay muchas y grandísimas escritoras que llenan los estantes de las librerías. Además, hay muchas más mujeres lectoras. 

14. Cada tiempo ha creado un lenguaje poético con el que identificamos la época histórico-política: ¿Cómo definirías este tiempo que nos está tocando vivir?

Polarización ponzoñosa. Sensiblería. Manipulación mediática. Falta de sentido común y de criterio propio.    

15. En coyunturas difíciles, más grises, de incertidumbre (como la pandemia Covid de la que aún no hemos salido), ¿surgen más y mejores poemas? ¿Es la literatura una “tabla de salvación”; para autoras y lectoras en medio de un mundo convulso?

A mí no me inspiró nada. Todo el día en casa haciendo turnos con la niña, trabajando a la vez en el taller… Y la televisión diciendo gilipolleces, fomentando el pánico.. No me parecía un buen plan para escribir ni para leer y solo deseaba que acabara. Ha sido una pesadilla y volví a tener ataques de ansiedad, mucho miedo. El único recuerdo bueno que tengo de la pandemia son los bailes en el salón con mi hija con los videoclips de Katy Perry. 

Pero mira, ya ha pasado lo peor y el mundo sigue girando. Esto es así. 

Todo irá bien. La vida es bella, más o menos.

Muchísimas gracias por todo, ha sido maravilloso contar contigo.

ANYTA BELLE
Enfermera
SI VIS PACEM. PARABELLUM

Amar con todo, reír por nada y luchar sin miedo. La indiferencia ante lo injusto es el mayor acto de cobardía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Jose Maria Pedrosa Muñoz.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a WordPress que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.