Buscar

Las mujeres no existimos.

Las mujeres no existimos más allá de la mirada patriarcal. Existimos en tanto nuestro mal llamado “capital sexual” puede ser explotado, comercializado o traficado.

Las mujeres estamos muy solas, lo demuestran los últimos asesinatos machistas: Amal 30 años, su hija Hiba de 7 años y su hijo Adam de 5 años fueron asesinados por Madih en Las Pedroñeras (Cuenca). Un hombre, su marido y padre respectivamente, tuvo a bien quitarles la vida antes de entrar en la cárcel por violencia machista.
Petra de 76 años asesinada en Fuengirola (Málaga). Su pareja, el asesino, fue detenido por la Policía Nacional después de intentar acabar con su vida.
Laura 20 años y su madre Marian de 45 años, el exnovio de Laura de 34 años las asesinaba en Zafarraya (Granada), después se ha suicidado.

Todas asesinadas el mismo día, el pasado sábado 29/06/2024. El año pasado 103 asesinadas y este año ya son 50 asesinadas desde enero. Más de 1500 asesinadas desde que se empezó a contabilizar en 2003.

La Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, no se ha modificado desde hace 20 años, y la Ley Orgánica 10/2022, de 6 de septiembre, de garantía integral de la libertad sexual, más conocida como ley del solo sí es sí o ley del sí es sí ha excarcelado a 121 y rebajado penas a más de 1200 agresores sexuales.

Los recursos del Pacto de estado contra la violencia de género se están empleando en muchos ayuntamientos para festejos de la diversidad, mientras muchas casas de acogida cierran por falta de recursos.

Se están incluyendo a hombres identificados mujer en el sistema Viogen de protección a las víctimas de violencia machista. Desde el ministerio de igualdad se nos pide calma a las mujeres, y la ministra de igualdad Ana Redondo dice “son las personas las víctimas de esta violencia estructural”, blanqueando así el terrorismo machista e invisibilizado a las víctimas que son las mujeres, sus hijas e hijos.

Abandonadas por las instituciones que deberían protegernos, bajo la impertérrita mirada de la sociedad desmovilizada y el silencio cómplice de los medios, para las que sólamente somos un número más en la larga lista de crímenes o un titular sensacionalista. A las mujeres sólo nos queda la rabia, la rabia y la lucha feminista, y hasta el feminismo quieren robarnos exigiéndonos que incluyamos otras luchas que nada tienen que ver con la lucha por los derechos de las mujeres y niñas. Nos quieren anular como sujeto político, quieren borrarnos, que seamos prescindibles, que dejemos de existir, reducirnos a la nada. Es un genocidio encubierto. Misoginia en estado puro.

Por esto debemos hermanas, salir a las calles a gritar juntas, convocar un paro general y exigir se legisle para que nuestros derechos no sólo sean reconocidos a nivel formal, sino a nivel real y efectivo. Vivimos en la ficción en la que las mujeres ya disfrutamos de derechos reconocidos en las leyes, lo que da una falsa imagen de la sociedad española. Los asesinatos de mujeres vienen a recordarnos que no importamos, que somos cosas que se pueden tirar a la basura una vez que ya no se prestan al sometimiento masculino. De tanto estar expuestas al terror machista hemos perdido el miedo. Nos tendrán de frente y preparadas para pelear, para que este sistema misógino y criminal se derrumbe. Vamos a destruir el patriarcado y ha instaurar un nuevo sistema más humano donde mujeres y criaturas puedan vivir seguras y libres de toda clase de violencia y explotación. Por eso os necesitamos a cada mujer en cada pueblo y cada ciudad, como la gota malaya erosionando el sistema patriarcal con vuestros actos, porque cada uno de ellos cuenta por pequeño que pueda parecer.

El panorama es desolador pero seguimos en pié luchando por que se nos reconozca real y efectivamente como seres humanos. Esa es nuestra exigencia que se reconozca y respete nuestra humanidad, como dice Laura Lecuona “Las mujeres somos seres humanos. Seguramente no hace falta recordártelo, y para ti es evidente, pero mucha gente da la impresión de olvidar que sí, somos la mitad de la humanidad”.

Picture of Olivia Aguilera

Olivia Aguilera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Jose Maria Pedrosa Muñoz.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a WordPress que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Secciones

Temas

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad