¿Por qué si soy ecologista estoy en contra de la Ley de Cambio Climático?

Este texto no pretende ser un análisis exhaustivo de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, aprobada el pasado mayo por el gobierno central, pues considero que ya hay bastante información al respecto y de gente más cualificada que yo.

A mí lo que me preocupa de la Ley de Cambio Climático -o Ley Tortuga por lo tarde que llega y lo lento que parece que quiere avanzar- es cómo nos va a afectar a la mayoría de la población.

La Ley prácticamente no aborda ninguna de las problemáticas realmente urgentes. Lo mínimo que cabría esperar de una ley que quisiera prepararnos para hacer frente a las consecuencias de la Crisis Climática era algún paso para cambiar el modelo productivo. La realidad es que ni siquiera se plantea abandonar la dependencia de las subvenciones europeas.

La realidad a la que nos enfrentamos es que las consecuencias de la Crisis Climática de aquí a 20-30 años van a ser devastadoras para la propia ciudadanía del estado español. La propuesta de ley para frenar esa crisis no es lo bastante ambiciosa: la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero es menor que la marcada por la UE1, y aún menor a la exigida por las científicas del IPCC2. A nivel mundial, el porcentaje de población expuesto a sequías extremas se va a doblar3. En la península ibérica, el desierto cubrirá las tres cuartas partes del territorio. La región mediterránea4 será de las primeras en experimentar esos cambios y de manera más fuerte5.

La desertización implica sequía y esta conlleva escasez de alimentos. Si no adaptamos nuestro sistema económico y productivo a esta realidad, vamos a afrontar un futuro en el que la mayor parte de la población española va a soportar hambrunas crónicas. Lo que veíamos con horror en nuestras televisiones de la mano de Cáritas o Intermón Oxfam y que es la realidad en Sudán, Etiopía o Togo, va a ser nuestro día a día. Con la crisis democrática que afrontan los sistemas de representación parlamentaria, ¿cómo creéis que se va a responder desde la clase política a un descenso en la disponibilidad de recursos? ¿Alguien piensa que nuestra clase política va a priorizar a las personas con mayor necesidad? Vamos a poder disfrutar en primera fila de escenarios propios de películas de horror. Una constante histórica es que, a mayor escasez de recursos, mayor represión.

El desuso de combustibles fósiles responde más a la necesidad, pues sabemos que se están agotando, que a una intencionalidad verde. La solución planteada es la electrificación. Dotar a Repsol, Endesa y compañía del dinero de nuestros impuestos para que transformen la poca naturaleza que nos queda en parques solares. Ello en un planeta con recursos limitados6.

Es una ley que no se pronuncia sobre el modelo turístico del que tanto depende la economía estatal y que tanto contamina. Cruceros, viajes de avión, turistas que vienen, se comen un bocadillo, se hacen una foto con La Giralda o con la Catedral de Cádiz y se largan corriendo no sea que se les pegue algo de nuestra pobreza. Como si fuéramos un escaparate al que asomarse desde un mundo más civilizado, sin importar las consecuencias que eso tenga ni para la población local ni para el planeta. Menos bosques, más campos de golf.

No pone coto a la urbanización del litoral ni tampoco a la tala de nuestros bosques. En nuestro estado hay más de 800.000 viviendas vacías7, pero no podemos contrarrestar la construcción de nueva vivienda ni de hoteles pese al desperdicio de recursos y energía que eso supone -ni realojar a las familias en necesidad, dicho sea de paso.

No obstante, para mí lo más sangrante de esta ley es, sin duda, la falta de solidaridad internacional. La Crisis Climática es un problema de todo el planeta y se agrava por el comportamiento de la especie humana en su totalidad. Es incuestionable que la globalización no ha hecho sino agravar el calentamiento global y la interdependencia de las distintas regiones. 

Para muestra un botón, la legislación sí que prohíbe la proliferación de nuevos yacimientos explotados mediante la técnica de la fracturación hidráulica (fracking) en el territorio estatal. El fracking es una técnica altamente contaminante e invasiva para extraer Gas Natural Licuado (GNL) y otros hidrocarburos que, entre otras cuestiones, requiere de muchísima agua que quedará contaminada tras su uso. Ahora bien, resulta que, si el GNL se extrae en Argentina, Argelia o Colombia, entiende el Congreso que no contamina en absoluto. La realidad, queridas congresistas, es que por desgracia contamina lo mismo. Pero hablando de realidades, podrían nuestras representantes en el legislativo haber tenido en cuenta que el extractivismo que realizan las empresas españolas en Latinoamérica y África no solo tiene un problema de contaminación asociado. Hay una cuestión que aún urge más que la Crisis Climática para millones de personas: la flagrante violación de derechos humanos a la que se somete a la población de estos países por parte de nuestras empresas en colaboración con sus gobiernos. Los pueblos indígenas son expulsados de sus tierras para poder extraer el GNL y sus bosques talados para la megaminería, la transformación en tierras de cultivo de soja (para la industria ganadera) y coca (para el narcotráfico). Su agua, contaminada por la megaminería y el Fracking. Por supuesto, si estos pueblos tratan de defenderse no les espera nada bueno. El pasado 20 de abril nos llegaba el comunicado del Consejo Regional Indígena del Cauca, en Colombia, de que habían asesinado a la Gobernadora del del Resguardo Indígena La Laguna Siberia, Territorio Ancestral Sa’th Tama Kiwe, Sandra Liliana Peña Chocue8. Una oportunidad perdida de hacer el mundo un poco más bonito, pudiendo haber prohibido la importación de derivados del fracking y la megaminería. Aunque claro, hay que mirar por los intereses de las empresas también, ¿no? ¿A quién le importa el despojo?

En definitiva, hay motivos más que de sobra para considerar que esta ley es una basura. Otro lavado de cara verde para unos gobernantes que, cada día que pasa, están más desconectados de la ciudadanía a la que dicen representar.

No queremos seguir viviendo una distopía

Vídeo de Extinction Rebellion España

Referencias

1 https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20210421/ue-acuerda-recorte-55-co2-2030-ley-clima-11670812
 2 https://www.ipcc.ch/sr15/
3 https://www.nature.com/articles/s41558-020-00972-w
4 https://www.nationalgeographic.es/medio-ambiente/2019/11/un-75-de-la-peninsula-iberica-se-encuentra-en-riesgo-de-desertificacion#:~:text=Con%20las%20reservas%20de%20agua,escasez%20de%20agua%20en%20Espa%C3%B1a.
5 https://www.nationalgeographic.es/medio-ambiente/2019/10/el-mediterraneo-aumentara-un-metro-su-nivel-del-mar-y-hasta-cinco-grados-su
6 https://www.motorpasion.com/tesla/tesla-preve-escasez-mundial-minerales-que-clave-para-fabricar-baterias-coches-electricos
7 https://www.idealista.com/news/inmobiliario/vivienda/2021/02/08/788941-viviendas-vacias-cuantas-hay-donde-estan-como-son#:~:text=En%202020%2C%20el%20stock%20total,que%20el%2072%25%20son%20usadas.
8 https://www.cric-colombia.org/portal/comunicado-asesinada-la-gobernadora-del-resguardo-indigena-la-laguna-siberia-territorio-ancestral-sath-tama-kiwe/

Eduardo Jesús Rovira del Río

Activista y abogado.

A lo largo de los años se ha ido dando cuenta de lo mal que está el mundo y cómo nos engañan los poderosos para mantener su orden. Firme defensor del apoyo mutuo, la educación y la divulgación como medios para cambiar las cosas. Radicalmente en contra de los privilegios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Jose Maria Pedrosa Muñoz.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a WordPress que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.